Clientes de Microsoft de 62 países de todo el mundo, fueron motivo de ataques de ciberdelincuentes con el fin de estafarlos, aprovechando la cuarentena por el Covid-19. Sin embargo, la compañía logró tomar el control de los nombres de dominio utilizados por ellos.

El pishing es el ciberataque que más impacto económico representa a la seguridad de las empresas, alcanzando los 1,700 millones de dólares, de acuerdo con un reciente estudio del FBI.

Tras los intentos de estafar a clientes de 62 países del mundo, Microsoft se acercó al Tribunal del Distrito Este de Virginia, enviando un escrito en contra de los ciberdelincuentes que aprovechan la pandemia para delinquir. Al revisar el caso, el Tribunal dictó una orden judicial en la que permite a Microsoft tomar el control de los nombres de dominio utilizados por los delincuentes informáticos para desarticularlos y así evitar los ataques.

En diciembre de 2019, Microsoft a través de su Unidad de Crímenes Digitales (DCU), observó por vez primera a delincuentes que desplegando un nuevo y sofisticado formato de pishing, buscaba comprometer las cuentas de los clientes de la compañía siguiendo patrones descubiertos en ese momento. Utilizando medios técnicos, Microsoft bloqueó los intentos de los ciberdelincuentes y desactivó el malware utilizado en el ataque.

Hace unos días, la empresa de Bill Gates notó nuevos intentos de los mismos hackers, ahora utilizando señuelos relacionados con la Covid-19 en los correos electrónicos de pishing para dirigirse a las víctimas.

Protege la información de tu empresa con los diferentes servicios y soluciones que Elit Infra Services te ofrece.